- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Accesorios para aspiradoras | Antiespumante | Cera de Alta Velocidad | Cera de Baja Velocidad | Cristalizador | Fibra | Germicida | Servicios de Limpieza de Muebles, Colchones, Casas, Tapicerías, Oficinas, Yates, Terminación de Obras, Limpiezas Generales, Bodegas, Industriales. | Magnetizador | Maquinaria de Limpieza | Marcas que utilizamos y distribuimos | Pasta para Pulir Blanca | Pasta para Pulir Verde | Refacciones para Equipos de Limpieza | Removedor | Restaurador | Sarricida | Sellador | Servicios de Limpieza: Encerado de Pisos y Automóviles | Servicios de Limpieza: Lavado de Tapicerías, Alfombras, Muebles, Automóviles | Servicios de Limpieza: Equipos | Servicios de Limpieza: Reparación y Compostura | Servicios de Limpieza: Pulido de Pisos y Automóviles | Shampoo de Baja Espuma | Shampoo de Espuma Normal | - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - Encerado. Cera. Las ceras son ésteres de los ácidos grasos con alcoholes de peso molecular elevado, es decir, son moléculas que se obtienen por esterificación de un ácido graso con un alcohol monovalente lineal de cadena larga. Por ejemplo la cera de abeja. Son sustancias altamente insolubles en medios acuosos y a temperatura ambiente se presentan sólidas y duras. En los animales la podemos encontrar en la superficie del cuerpo, piel, plumas. En vegetales las ceras recubren en la epidermis de frutos, tallos, junto con la cutícula o la suberina, que evitan la pérdida de agua por evaporación en las plantas. La cera se obtiene dentro de los panales de cera que las abejas construyen en el interior de sus colmenas. Se puede realizar en agua caliente o bien con vapor de agua como lubricante para las manos, presentando la cera un bajo peso específico, esta se separa de los restos extraños, que quedan adheridos en la parte inferior del bloque de cera. La cera de abeja que recubren las celdas, se denomina cera de opérculo y es la más apreciada. Esta es una cera muy clara, comparada con la obtenida de los cuadros melarios o cuadros de cría. La cera es una sustancia grasa secretada por glándulas cereras de las abejas obreras jóvenes. También se obtiene a partir de hidrocarburos en las refinerías, mediante procesos petroquímicos. De las propiedades de la cera referidas a su respuesta térmica, hace alusión la historia de Icaro. Protección: debido a su carácter altamente hidrófobo, repelen el agua, y a nivel orgánico recubren ciertos tejidos dándoles consistencia y protección frente a la acción externa, como lubricantes o impermeabilizantes en piel, pelo y plumas de animales (lanolina, secreción sebácea, cerumen del conducto auditivo); en hojas y frutos de plantas. (cutina) Estructural: las ceras frecuentemente se encuentran formando cubiertas protectoras e impermeabilizantes, normalmente recubriendo las partes aéreas de las hojas, flores o frutos para repeler los parásitos y ayudar a conservar el agua del vegetal. Una aplicación bien conocida de la cera es la formación de los panales de las abejas. Se ha utilizado tradicionalmente para hacer velas, para alumbrado, de gran calidad; para encerar maderas, papel, telas y cuero, como conservante e impermeabilizante; con todo lo que se desprende de eso. Desde la construcción de una cerilla para encender el fuego, hasta de un cartucho o munición en la industria militar. Utilizada como material dieléctrico en virtud que es aislante. En cosmética, en forma de cremas o de ungüentos, debido a las propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes de muchos de sus componentes. Otra aplicación cosmética es como depilatorio, ya que el vello se adhiere a ella y es más fácil de retirar, aunque doloroso. En el arte es la técnica de pintura conocida como encáustica utilizada desde los romanos descrita por Plinio el Viejo en el Siglo I. Posiblemente tomada de Egipto donde la utilizaban para confeccionar máscaras, retratos o efigies de los faraones. En la era industrial se la utilizó para la confección de figuras en los famosos Museos de cera que observamos en todo el mundo. En la época medieval se usaba para hacer pasta para sellos. Son muchos los pintores que utilizaron mezclas de cera y miel en sus óleos, desde la antigüedad hasta la edad moderna. También fueron utilizadas tablillas de cera para escribir sobre ellas o para recubrir escritos. Para confeccionar pasta para los sellos. En la fundición es utilizada para la construcción de moldes y vaciados, tanto en forma positiva como negativa. Técnica denominada microfusión. La temperatura de fusión de la cera es de unos 80° celcius aproximadamente Parafina es el nombre común de un grupo de hidrocarburos alcanos de fórmula general CnH2n+2, donde n es el número de átomos de carbono. La molécula simple de la parafina proviene del metano, CH4, un gas a temperatura ambiente; en cambio, los miembros más pesados de la serie, como el octano C8H18, se presentan como líquidos. Las formas sólidas de parafina, llamadas cera de parafina, provienen de las moléculas más pesadas C20 a C40. La parafina fue identificada por Carl Reichenbach en esta forma, en 1830.[1] En la mayoría de los casos esta se utiliza para saber si se encuentra polvora en algún cuerpo junto con luz violeta se le pone difenilamina y con que salga algún punto de color esta dará positivo. Parafina, o hidrocarbono de parafina, es también el nombre técnico de un alcano en general, aunque en la mayoría de los casos se refiere específicamente a un alcano lineal o alcano normal — si posee ramificaciones, los isoalcanos también son llamados isoparafinas. El nombre se deriva del latín parum (= apenas) + affinis aquí utilizado con el significado de "falta de afinidad", o "falta de reactividad". Generalmente se obtiene a partir del petróleo, de los esquistos bituminosos o del carbón. El proceso comienza con una destilación a temperatura elevada, para obtener aceites pesados, de los que por enfriamiento a 0° C, cristaliza la parafina, la cual es separada mediante filtración o centrifugación. El producto se purifica mediante recristalizaciones, lavados ácidos y alcalinos y decoloración.[2] Las refinerías de petróleo normalmente producen parafina. La cera de parafina se encuentra por lo general como un sólido ceroso, blanco, inodoro, carente de sabor, con un punto de fusión típico entre 47° C a 64° C. Es insoluble en agua, aunque si es soluble en eter, benceno, y algunos esteres. La parafina no es afectada por los reactivos químicos más comunes, pero se quema fácilmente. La cera pura de parafina es un extremadamente buen aislante eléctrico, su resistividad eléctrica toma valores en el rango 1013 y 1017 ohm metro.[3] Esto es mejor que la resistividad de la mayoría de los otros materiales excepto algunos plásticos (por ejemplo el teflón). Es un moderador de neutrones muy efectivo y fue utilizado por James Chadwick en los experimentos que realizó en 1932 para identificar al neutrón. La cera de parafina (C25H52) es un material excelente para almacenar calor, que tiene una capacidad calorífica de 2.14–2.9 J g–1 K–1 y un calor de fusión de 200–220 J/g.[6] Esta característica es aprovechada en la modificación de placas de material de construcción, como las de cartón yeso; la parafina es vaciada o inyectada en la placa, donde se derrite durante el día, absorbiendo calor, y se solidifica después, durante la noche, liberando calor. La cera se expande considerablemente cuando se derrite, y ello se utiliza en la fabricación de termostatos para uso industrial o doméstico y especialmente en automóviles. Para preparar los moldes para fundir piezas de metal y otros materiales, se usan "cubiertas de cera para fundición", en las cuales la parafina es combinada con otros materiales para obtener las propiedades deseadas. En general no se utiliza para hacer los moldes o modelos originales para fundición, pues es relativamente frágil a temperatura ambiente y no puede ser tallada en frío sin que se produzcan fracturas. Las ceras suaves, flexibles tales como la cera de abejas son preferidas para estos propósitos. En aplicaciones industriales, es práctica común modificar las características cristalinas de la cera de parafina, lo cual se consigue agregando algunas cadenas laterales a la cadena de carbón de la parafina. La modificación se realiza generalmente con aditivos, tales como goma EVA, cera microcristalina, o formas de polietileno. Así resulta una parafina modificada, con una alta viscosidad, una menor estructura cristalina y propiedades funcionales diferentes. La parafina tiene varias otras aplicaciones. Se utiliza para fabricar papel parafinado para empacar alimentos y otros productos; para fabricar papel carbón; para impermeabilizar tapas de corcho o plástico, maderas, municiones; como aislante en conductores eléctricos; para fabricar lápices grasosos, bujías y múltiples artículos. La parafina líquida es una mezcla de alcanos más pesados; tiene diversos nombres y presentaciones, incluyendo nuyol, aceite de adepsina, albolin, glimol, parafina medicinal, saxol, o aceite mineral de USP. Se utiliza a menudo en la espectroscopia infrarroja, pues tiene un espectro IR relativamente sencillo. Cuando la muestra que se prueba se coloca sobre mezcla (una solución muy gruesa), se agrega la parafina líquida de manera que pueda ser separada en los discos que se probarán. La parafina líquida medicinal se utiliza para ayudar al movimiento de intestino en las personas que sufren el estreñimiento crónico; pasa a través del tubo digestivo sin ser asimilada por el cuerpo, pero limita la cantidad de agua excretada. En la industria alimenticia, donde puede ser llamada "cera", es utilizada como lubricante en mezclas mecánicas, aplicado a los moldes de hornear para asegurarse de que los panes o tortas sean fácilmente extraíbles de los moldes una vez completada la cocción. También se aplica como una capa sobre la fruta u otros artículos que requieren un aspecto "brillante" para la venta. Pisos. El piso es la superficie inferior horizontal de un espacio arquitectónico, el "lugar que se pisa". También, en lenguaje coloquial, los diferentes niveles de un edificio son llamados pisos. Además, en lenguaje comercial, en España se denominan pisos a las viviendas.[1] En ocasiones se utiliza, erróneamente, piso en vez de forjado, que es el elemento estructural horizontal de una planta. En arquitectura, los diferentes niveles se denominan plantas y los materiales que conforman la superficie superior de cada planta se llaman pavimentos, incluso los de las zonas exteriores a la edificación. Tanto la palabra planta como piso, son términos homónimos. Además del uso tradicional del término piso, éste puede tener otras connotaciones dependiendo del uso en distintas regiones. En Argentina, Paraguay y Uruguay se dice que alguien tiene o vive en un piso de un edificio cuando la vivienda ocupa toda la planta, o piso. En este tipo de edificios, cada piso es una vivienda (en estos países las viviendas son generalmente denominadas departamentos). En España, piso es usado en el lenguaje comercial como sinónimo de vivienda, dando como consecuencia que, los edificios españoles pueden tener varios "pisos" en cada piso. Hay discrepancias en las costumbres de numerar los pisos, o las plantas de los edificios, entre los diferentes países. En la mayor parte de Europa, Iberoamérica y en la Mancomunidad Británica de Naciones, el piso situado en el nivel del terreno es la planta baja, y el piso de encima es la primera planta, manteniéndose el empleo continental europeo que pasa de moda a partir de la construcción de palacios. En Francia, por ejemplo, el término para la planta baja es rez de chaussée. En Estados Unidos y Canadá (excepto en Quebec), el piso en el nivel del terreno es, por lo general, la primera planta y el piso de encima es el segundo piso. Este sistema también es usado en Rusia y otros países de la ex Unión Soviética. China sigue el sistema estadounidense, pero los números usados son cardinales (un, dos, tres, etc.) en lugar de los ordinales (primero, segundo, tercero). En algunos edificios no existe la planta número trece, pasando la numeración de la planta doce a la catorce. Se debe al temor irracional al número 13, llamado triscaidecafobia. Ocurre en algunos hoteles, para intentar evitar que afecte a personas que padecen esta manía. Autos. Automóviles. Coches. Carros. Vehículos. Camionetas. Camiones. Un automóvil es un vehículo de propulsión propia mediante un motor y destinado al transporte de personas, o cosas. Generalmente con cuatro ruedas y capacidad de al menos una plaza para el conductor. Las ruedas delanteras pueden cambiar su orientación hacia los lados para permitir giros y tomar curvas, accionadas por el conductor normalmente por un volante conectado a las mismas. Los automoviles de 2 ruedas se denominan motocicletas La palabra "automóvil" proviene del griego auto ("por sí mismo") y del latín movil ("que se mueve"). Vulgarmente tambien se le denomina con la palabra coche y carro (en ciertas partes de Hispanoamérica) como a los vehiculos de igual cometido que antiguamente iban propultados por tracción animal, bien por caballos o Bueyes. Los automóviles se propulsan mediante un motor térmico o un motor eléctrico alimentado por una energia normalmente almacenada en el propio vehiculo. En el caso del motor térmico, un combustible reacciona con un comburente, normalmente el oxígeno del aire, en una combustión dentro de un motor de combustión. Mediante dicha reacción exotérmica, parte de la energía de los enlaces químicos de los reactivos es liberada en forma de energía térmica que, mediante un proceso termodinámico, se transforma parcialmente en energía mecánica. En automoción, los motores térmicos más utilizados son los motores de combustión interna, especialmente los alternativos motores Otto y motores diésel, aunque también se utilizan motores rotativos Wankel. En el caso del motor eléctrico, se utilizan baterías que admiten varios ciclos de carga y descarga. Durante la descarga, la energía interna del electrolito es transformada parcialmente, mediante una reacción electroquímica de reducción-oxidación, en energía eléctrica que, a su vez, es transformada por el motor eléctrico en energía mecánica. Durante la carga, se proporciona energía eléctrica a la batería para que aumenta la energía interna de ésta y la reacción de oxidación-reducción se realiza en sentido opuesto al de la carga dando lugar a la electrólisis del electrolito. Actualmente, los combustibles más utilizados para accionar los motores térmicos de los automóviles son algunos productos derivados del petróleo y del gas natural, como la gasolina, el gasóleo, gases licuados del petróleo (butano y propano), gas natural vehicular o gas natural comprimido. Fuera del ámbito de los automóviles se utilizan otros combustibles para el accionamiento de vehículos de otros medios de transporte, como el fueloil en algunos barcos o el queroseno en el transporte aéreo. En algunos países también se utilizan biocombustibles como el bioetanol o el biodiésel. Los principales productores de bioetanol son Estados Unidos y Brasil, seguidos de lejos por la Unión Europea, China y Canadá,[1] generalmente a partir de la fermentación del azúcar de productos agrícolas como maíz, caña de azúcar, remolacha o cereales como trigo o cebada. El biodiésel es producido principalmente por la Unión Europea y Estados Unidos,[2] en su mayor parte a partir de la esterificación y transesterificación de aceites de plantas oleaginosas, usados o sin usar, como el girasol, la palma o la soja. Existe debate sobre la viabilidad energética de estos combustibles y cuestionamientos por el efecto que tienen al competir con la disponibilidad de tierras para el cultivo de alimentos.[3] [4] Sin embargo, tanto el impacto sobre el ambiente como el efecto sobre el precio y disponibilidad de los alimentos dependen del tipo de insumo que se utilice para producir el biocombustible.[5] [6] [7] [8] En el caso del bioetanol, cuando es producido a partir de maíz se considera que sus impactos son significativos y su eficiencia energética es menor, mientras que la producción de etanol en Brasil a partir de caña de azúcar es considerada sustentable. Recientemente se ha comenzado a producir en serie automóviles con motor eléctrico. Si bien la autonomía de estos vehículos es aún limitada debido a la poca carga eléctrica almacenable en las baterías por unidad de masa, en un futuro esa capacidad podría aumentarse. El nivel de contaminación depende de cómo se genere la electricidad utilizada y de las fuentes de energía primaria que se utilicen. También se ha comenzado la comercialización de automóviles híbridos, que poseen un motor térmico y un motor eléctrico. Este último funciona cuando el automóvil circula a poca velocidad, en algunos modelos con el otro motor térmico apagado. Las baterías se recargan con la energía liberada por un generador eléctrico movido por el motor térmico o al frenar el automóvil con frenos regenerativos. Otra forma de energía para el automóvil es el hidrógeno, que no es una fuente de energía primaria, sino un vector energético, pues para su obtención es necesario consumir energía. La combinación del hidrógeno con el oxígeno deja como único residuo vapor de agua. Hay dos métodos para aprovechar el hidrógeno, uno mediante un motor de combustión interna y otro mediante pilas de combustible, una tecnología actualmente cara y en pleno proceso de desarrollo. El hidrógeno normalmente se obtiene a partir de hidrocarburos mediante el procedimiento de reformado con vapor. Podría obtenerse por medio de electrólisis del agua, pero no suele hacerse pues es un procedimiento que consume mucha energía. También existen motores experimentales que funcionan propulsados por aire comprimido o por energía solar. El automóvil, tal como se conoce en la actualidad, fue inventado en Alemania en 1886 por Karl Benz.[11] Poco después otros pioneros, como Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach presentaron a su vez sus modelos. El primer viaje largo en un automóvil lo realizó Bertha Benz en 1888, al ir de Mannheim a Pforzheim, ciudades separadas entre sí por unos 105 km.[12] Cabe destacar que fue un hito en la automovilística antigua, dado que un automóvil de esta época tenía como velocidad máxima unos 20 km/h, gastaba muchísimo más combustible de lo que gasta ahora un vehículo a esa misma velocidad y la gasolina se compraba en farmacias, donde no estaba disponible en grandes cantidades. En 1910, Henry Ford comenzó a producir automóviles en una cadena de montaje, sistema totalmente innovador que le permitió alcanzar cifras de fabricación hasta entonces impensables. En función de la capacidad de asientos y del uso al que se destinan, existen diferentes tipos de automóviles. Un automóvil de pasajeros está pensado para transporte privado de personas, un automóvil de carga se diseña para transportar mercancías, y un automóvil de carreras se utiliza en competiciones automovilísticas. Los tres tipos más comunes son automóvil de turismo, camioneta y automóvil deportivo. Camioneta abarca varios tipos más precisos: automóvil todoterreno, monovolumen, pickup y furgoneta. Los otros dos incluyen distintas carrocerías, pero no tipos de automóviles esencialmente distintos. Otro tipo de automóvil es el militar, comúnmente usado en las guerras, estos pueden desplazarse por lugares en los que un coche común no lo haría. Por fabricantes de automóviles se entiende las compañías que diseñan, desarrollan, fabrican y prueban los automóviles bajo una propia identidad, ya sean empresas independientes o integradas en un grupo mayor. En la siguiente lista se incluyen los actuales fabricantes de automóviles. Los fabricantes ya desaparecidos se encuentran en la lista de marcas de automóviles que aparece más abajo. Por marcas de automóviles se entienden todas aquellas compañías que constituyen o que han constituido en el pasado la identidad de un fabricante o de una división o línea de modelos de automóviles. Los establecimientos comerciales que venden automóviles nuevos facilitan a los compradores que se interesan por sus vehículos catálogos comerciales donde figuran datos de cada modelo como los siguientes: En Europa se está extendiendo entre los consumidores la tendencia a comprar coches que generen menos contaminación, uno de los mayores problemas actuales en el mundo y estrechamente relacionado con el cambio climático. Algunas marcas, como Honda o Toyota, ya están yendo hacia la electrificación del transporte con vehículos híbridos (un motor de gasolina y otro eléctrico). Camioneta es un término que engloba varios tipos de automóviles, más concretamente pickups, monovolúmenes, automóviles todoterreno y furgonetas (en algunos casos también se incluye a los familiares). El término contrasta con automóvil de turismo, que se refiere a automóviles con carrocería hatchback, liftback, sedán y familiar; las camionetas suelen superar los 1,60 m de altura, en comparación con entre 1,40 m y 1,50 m e el caso de los turismos. Según la región, la palabra "camioneta" puede significar uno, algunos o todos estos tipos de vehículos. Para ser más precisos es conveniente utilizar el vocablo apropiado. - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - De clic para ir al sitio Oficial de LEPOINT (www.lepoint.com.mx) - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -